Children spend a total of four days per month on the use of mobile apps

The time that children spend on mobile applications reaches a total of 34 hours per month, equivalent to four working days of uninterrupted app usage.

The five most used mobile apps are WhatsApp, Youtube, Facebook, Instagram and Google Chrome:

WhatsApp is the most frequently accessed app at 23 times a day, with an average session length of 1.12 minutes and a total of 13 hours per month.

The longest average session length is on Youtube, with almost 7 minutes per session, followed by Facebook with 2.7 minutes per session.

This study was conducted on an anonymous sample of 500,000 Locategy app users. The app enables parents to understand the use their children make of mobile devices, remotely lock applications for specific time slots, locate, receive notifications when they arrive or leave predefined places, and remote wipe their mobile devices in case of theft or loss.

Anuncios

Samur Canarias utiliza Locategy para localizar y seguir su flota de ambulancias

logo samur canarias

Cuando alguien llama a una ambulancia del SAMUR Canarias por una emergencia, cada segundo cuenta.

SAMUR Canarias usa Locategy para el seguimiento en tiempo real de su flota de ambulancias a fin de mejorar sus tiempos de respuesta y aumentar su efectividad.

Un tiempo de respuesta rápido es vital para personas en situación de emergencia, y muchas veces es usado para medir la efectividad del servicio prestado por parte de Samur a las comunidades a las que sirve.

Disponer de un software de uso fácil es muy importante en situaciones de estrés y con necesidades de reacción rápida. Locategy ofrece una app nativa que permite disponer en tiempo real de la localización de las ambulancias, así como el histórico de movimientos de las mismas, lo que permite transmitir a las unidades médicas en campo información precisa.

El uso de Locategy para la localización actual e histórica permite a los responsables identificar rápidamente el vehículo más cercano a donde se está solicitando sus servicios.

The first Smartphone of my kids

As a kid becomes older – mainly due to the social pressure around him– he will ask for a Smartphone. That shouldn’t be a reason for parents to feel concerned.

We live surrounded by technology, that’s an undeniable fact. Living in a society where Internet and new technologies are fully integrated in our daily life has lead young users to get involved really early into it. When was the last time you saw a baby having fun with a Tablet? That’s what we mean. Technology has come to stay.

‘Millennials’ are well known for integrating technology into their learning stages, no one had to show them how to use a computer or a smartphone, since it is something they have grown with. This is definitely something really beneficial for them as it encourages the use of these tools they have been given to boost their capabilities and potential skills.

A well-known TV character used to say ‘With great power comes great responsibility’ and that’s exactly what happens with Smartphones.

When we decide to give a smartphone to a teenager, we must take into account that we are putting into his hands a tool by which he could both hurt himself and the people that surround him, That’s why we should consider supervising his mobile activity, improving the teenager’s whole experience and of course letting parents feel confident about their son’s acts.

We must avoid frequently used techniques as constantly revising what the teenager is doing, what did was he ‘Googling’ some hours ago on his phone history or what is he talking about on Whatsapp as this usually leads to discussion and personal privacy intrusion.

That’s why there exist some tools that let you manage, supervise and remotely control Smartphones, and of course in a remote, comfortable, discreet and reliable way.

El primer móvil o Smartphone de mis hijos

Resulta inevitable que llegados a una cierta edad – y en gran parte debido a la presión social de su circulo de amigos – tus hijos pidan su primer teléfono móvil. Esto no debe alarmarte en absoluto, ya que vivimos en una sociedad donde internet y las nuevas tecnologías están completamente integradas y forman parte de nuestra vida diaria. Lo extraño sería, de hecho, que no te lo pidiesen.

Los ‘Milenials’ son conocidos por crecer y desarrollarse integrando la tecnología en su proceso de formación, nadie les ha tenido que mostrar el funcionamiento de un ordenador o un Smartphone, dado que es algo con lo que han crecido. Esto es sin duda algo realmente beneficioso para ellos, ya que fomenta el uso de estas herramientas que utilizan de forma innata como un medio para el desarrollo de habilidades y potenciales destrezas.

Como decía un conocido personaje televisivo ‘un gran poder conlleva una gran responsabilidad’ y no podemos hacer otra cosa que no sea darle la razón. Cuando se entrega un Smartphone a un joven, debemos considerar que estamos poniendo en sus manos una herramienta mediante la cual podría hacer daño tanto a los demás como a si mismo y por ello debemos considerar supervisar su actividad móvil para evitar incidencias y garantizar un uso correcto y provechoso.

Los jóvenes en ningún caso debe sentir que su intimidad es atacada, utilizando el tradicional método de ‘revisar’ sus historiales, conversaciones o apps, ya que fomentaría una impresión de desconfianza mutua entre padres e hijos. Por ello existen herramientas que permiten la monitorización y gestión de Smartphones de forma remota, cómoda, discreta y fiable.

Un 94% de los niños de 15 años tiene móvil. Y lo usa mucho.

En el estudio que acaba de publicar el INE (Instituto Nacional de Estadística) sobre “Equipamiento y uso de TIC en los hogares” destaca el dato de que se usan sobre todo móviles o smartphones para el acceso a Internet de banda ancha (76,1%),, superando en casi 30 puntos al que se realiza a través de cable o fibra óptica (49,3%).

Es sin duda un dato espectacular, y que confirma que los móviles se han convertido en los dispositivos por excelencia para el acceso a Internet de manera cotidiana. Este dato también explica en parte que los niños y jóvenes pasan unas 34 horas al mes mirando la pantalla de un móvil, tal como publicamos en un estudio hecho desde Locategy. 34 horas equivalen a 4 días laborables enteros usando las aplicaciones de manera ininterrumpida. Es casi una semana laboral atento a la pantalla de un móvil.

El estudio destaca también que entre los menores entre 10 y 15 años el uso de móviles está muy extendido, llegando a ser de hasta un 94% en la población de 15 años. En los menores de 10 años, un 25% tiene móvil, un 45.2% de los niños de 11 años tienen un móvil, un 75% de los de 12 años, un 83.2% entre los de 13 años, un 92.8% entre los de 14 años, llegando a un 94% entre los de 15 años.

En cuanto a acceso a Internet, del mismo modo está muy extendido ente este grupo de edad. En los menores de 10 años es una práctica mayoritaria el uso de ordenador y de acceso a Internet, llegando a un 99.2% de acceso a Internet entre los niños de 15 años.

La educación para poder proporcionar una experiencia sana con los móviles en los menores es básica, y debe apoyarse en el ejemplo: no podemos decirle a nuestros hijos que dejen de usar el móvil mientras estamos contestando a mensaje de WhatsApp. Al fina no dejamos de ser sus referentes, y todo lo que nosotros hagamos les parecerá lo adecuado.

Otra forma de ayudarles es poder disponer de herramientas de control parental móvil que puedan ayudarnos a controlar las horas que usan los dispositivos, y pudiendo tener conocimiento de comportamientos extraños, llamadas repetidas desde números no identificados o que no aparecen en sus contactos de la agenda, y poder controlar las webs a las que acceden.

Tecnología, infancia y adicciones: introducción a la ‘Nomofobia’

El término “adicción” suele estar asociado con fenómenos de extrema gravedad, sin embargo, un ser humano puede volverse adicto -incluso sin darse cuenta- a distintos estímulos totalmente legales y que pueden pasar completamente desapercibidos, como por ejemplo el uso desmesurado de dispositivos móviles.

La llegada de los teléfonos inteligentes cambió nuestra concepción de lo que era un teléfono móvil. Estos ya no se utilizan estrictamente para establecer comunicaciones auditivas, como antaño, sino que nos permiten tener nuestra cámara, navegador GPS, terminal de videojuegos e incluso nuestra propia biblioteca en la palma de nuestra mano. Su principal baza es sin duda su portabilidad, sin embargo, éstos también implican  distintos peligros para sus usuarios menos experimentados. Los teléfonos móviles son hoy en día nuestro vínculo virtual con el mundo, en cualquier lugar y momento, con todo lo que ello comporta.

Nomofobia

La nomofobia (no-móvil-fobia) se define como una sensación de pánico al estar alejados de nuestro teléfono, y aunque resulte un concepto nuevo para para muchos de nosotros, resulta suficiente con echar un vistazo a nuestro alrededor para reconocerla. ¿Has pensado en cuánto tiempo puedes estar sin revisar tu teléfono móvil?

Nomofobia y adolescencia

Este fenómeno resulta especialmente apreciable entre el colectivo de usuarios adolescentes, entre otras razones dada su condición de ‘nativos digitales’ y su natural predisposición para exponer socialmente sus vidas mediante plataformas sociales, y es que los teléfonos móviles otorgan muchas veces una falsa validez social a la actividad que se está llevando a cabo.

¿Tiene sentido Comprar un Smartphone de 1000 Euros?

Hace algunos días el reputado periódico ‘La Vanguardia’ publicaba un interesante artículo en el cual mostraba las múltiples virtudes de los teléfonos de alta gama como el recientemente lanzado iPhone 7 Plus. En dicho artículo se mencionaban todas las características que diferenciaban estos dispositivos respecto a sus competidores de menor precio con el objetivo de justificar el desembolso que la adquisición de dichos dispositivos comporta. Hoy, desde Locategy Family daremos nuestra propia opinión sobre si vale o no la pena realizar tan considerable inversión en uno de estos dispositivos.

Cuando no disponemos de un presupuesto de compra ajustado resulta inevitable fijar nuestra atención en el segmento de dispositivos de alta gama: poseen diseños cuidados, ofrecen un rendimiento excepcional y sin duda garantizan una experiencia de usuario inigualable… Pero ¿realmente necesitamos disponer de ello?

Una de las múltiples particularidades de este sector es precisamente la gran variedad de marcas, dispositivos e incluso sistemas operativos que el mercado puede llegar a ofrecer, existiendo productos capaces de ajustarse a todo tipo de gustos y economías, es por ello que recomendamos realizar inicialmente nuestro pequeño ‘estudio de mercado’ ya que probablemente podamos encontrar un producto que cubra todas nuestras exigencias y a la vez nos permita ahorrar algo de dinero.

En el mercado de telefonía móvil no existen buenos o malos dispositivos, sino buenas o malas elecciones. Permite que nos expliquemos: un Smartphone de mayor precio no tiene por qué resultar necesariamente mejor que un dispositivo más económico, ya que la utilidad del dispositivo se encuentra íntimamente ligada con el uso que su propietario vaya a hacer de él. Por este motivo, si estás pensando en adquirir un nuevo teléfono para tu hijo, no olvides investigar, comparar y contrastar sus funcionalidades con el uso que su nuevo dueño le vaya a dar.

mobile-phone-1875813_1280