El primer móvil o Smartphone de mis hijos

Resulta inevitable que llegados a una cierta edad – y en gran parte debido a la presión social de su circulo de amigos – tus hijos pidan su primer teléfono móvil. Esto no debe alarmarte en absoluto, ya que vivimos en una sociedad donde internet y las nuevas tecnologías están completamente integradas y forman parte de nuestra vida diaria. Lo extraño sería, de hecho, que no te lo pidiesen.

Los ‘Milenials’ son conocidos por crecer y desarrollarse integrando la tecnología en su proceso de formación, nadie les ha tenido que mostrar el funcionamiento de un ordenador o un Smartphone, dado que es algo con lo que han crecido. Esto es sin duda algo realmente beneficioso para ellos, ya que fomenta el uso de estas herramientas que utilizan de forma innata como un medio para el desarrollo de habilidades y potenciales destrezas.

Como decía un conocido personaje televisivo ‘un gran poder conlleva una gran responsabilidad’ y no podemos hacer otra cosa que no sea darle la razón. Cuando se entrega un Smartphone a un joven, debemos considerar que estamos poniendo en sus manos una herramienta mediante la cual podría hacer daño tanto a los demás como a si mismo y por ello debemos considerar supervisar su actividad móvil para evitar incidencias y garantizar un uso correcto y provechoso.

Los jóvenes en ningún caso debe sentir que su intimidad es atacada, utilizando el tradicional método de ‘revisar’ sus historiales, conversaciones o apps, ya que fomentaría una impresión de desconfianza mutua entre padres e hijos. Por ello existen herramientas que permiten la monitorización y gestión de Smartphones de forma remota, cómoda, discreta y fiable.

Anuncios